sábado, 17 de octubre de 2009

Calle 13, y su irrespetuosa actitud hacia Colombia

CALLE 13 contra Colombia y su presidente
Cuándo la libertad de expresión se convierte en irrespeto
- Opinión -


Éste no es un artículo sobre música colombiana. Pero si involucra a los dos temas: Colombia y la música, y no precisamente de la mejor manera.

Colombia fue uno de los primeros países que acogió el fenómeno de Calle 13. "Atrévete, te te", la canción que los dio a conocer, es un rap construido a ritmo de cumbia tradicional colombiana, lo que permitió que repercutiera rápidamente en la radio del país. A su vez, los Calle 13 siempre han mostrado públicamente admiración por el folclor colombiano y sus representantes, e incluso invitaron a Los Gaiteros de San Jacinto a compartir escenario en su show del Latin Grammy 2007. Por su parte ellos encontraron en el público colombiano una veneración que no tiene ningún otro artista del género urbano en dicha nación. Yo mismo me he declarado fan de la banda, y tengo en mi colección musical a los 3 álbumes que ellos han publicado hasta ahora.

Por ello me sorprende bastante la actitud de René, el Residente Calle 13, en contra del gobernante democráticamente elegido por los colombianos. Aclaro que no soy Uribista, jamás voté por Álvaro Uribe Vélez ni pienso hacerlo en el futuro, pero la manifestación política hecha por el Residente a través de su camiseta en Los Premios MTV en Los Ángeles me ofendió profundamente como colombiano. Y no soy el único, pues se han oído voces de rechazo a lo largo y ancho del país suramericano. Sin ir más lejos me remito a la reacción de mi madre, una colombiana sencilla que tampoco votó nunca por Uribe, y me llamó muy molesta a comentarme el incidente, comenzando con esta frase: "cómo le parece el irrespeto del mico ese... qué indignación".

El mensaje de la camiseta dice: "Uribe Paramilitar" e incluye la palabra "Bases" y una ilustración de un misil, en clara alusión a la instalación de bases militares estadunidenses en Colombia. Y es ahí dónde la libertad de expresión sobrepasa los límites y se convierte en irrespeto. Irrespeto por la autodeterminación de los pueblos, irrespeto por la libre elección de los nacionales de un país al cual este señor no pertenece, como también inmiscusión en los asuntos internos de una nación extranjera.

Más adelante, y después de ofender a otros presidentes latinoamericanos, en un afán por parecer muy cool, Residente dijo, fiel a la vulgar filosofía Maradoniana de la que se hizo reciente seguidor, que los que no estuvieran de acuerdo con él sería mejor que se "la chuparan". Sorprende la falta de argumentos de su justificación.

Hay muchas cosas que no me cierran de las camisas-panfletos. Demasiada alusión al chavismo. Demasiado alusión al bolivarianismo. De dónde le salió la idéa de opinar sobre la política colombiana?. Porque no me imagino a ningún artista colombiano yendo a Puerto Rico a acusar de un delito de esa magnitud a algún gobernante local.

Si su intensión era ser una especie de vocero del pueblo latinoamericano, entonces, ¿Por qué no llamó a Chavez peligroso armamentista, censurador de los medios de comunicación, o amigo de las Farc? No, tan solo se puso una que decía: "Chavez Mejor Artista Pop", que parecía celebrar al lider populista venezolano.

No entiendo como MTV permitió que sus premios latinoamericanos se convirtieran en un panfleto político tan parcializado en las manos de un bocón como el Residente, que incluso merecieron una nota diplomática por parte de la cancillería colombiana pidiéndole al canal explicaciones oficiales y advirtiéndole que esto no podía volver a suceder.

Residente le contestaría a la cancillería colombiana argumentando que se trató de un malentendido. que no quiso decir "Uribe paramilitar" sino "Uribe para bases militares", que era solo un inocente juego de palabras. No me quedó claro si fue una explicación o un chiste. Última hora: Residente nos cree idiotas a todos.

Por mi parte creo que si el tipo tuvo los huevos de ponerse una camiseta con tan grave acusación es porque tiene las pruebas suficientes para hacerlo, así que lo invito a que se presente ante la Fiscalía General de la Nación en Bogotá a defender con argumentos jurídicos su tesis, sino, también invito a algún colombiano de bien a que lo denuncie por injuria y calumnia, por atentar públicamente y por un canal de amplísima difusión contra la honra de un gobernante respaldado por más del 80% de la población colombiana.

Lo triste es que Calle 13 se estará presentando en Bogotá el próximo 30 de octubre junto a Bomba Estéreo, entre otros artistas, en un evento muy promocionado en los medios de comunicación, que empezó como una gran fiesta y terminará siendo un controvertido espectáculo lleno de comentarios políticos tendenciosos.

Yo seguiré escuchando los discos de Calle 13 que tanto me gustan, porque creo que el dúo boricua ha sido un revolucionario del género urbano y la música alternativa en español. Pero ideológicamente perdieron todo el respeto que les tenía, respeto que el Residente de Calle 13 no demostró por el pueblo colombiano el pasado jueves.
_______________
Nota al pie: Se daba por hecho que el primer sencillo del próximo disco en español de Shakira, cuya fecha tentativa de lanzamiento es Junio de 2010, era una colaboración con Calle 13 que ya fue grabada. Será que después de este incidente, la estrella más importante de Colombia y su disquera mantendrán los planes de lanzamiento?

2 comentarios:

  1. Aclaro: Tampoco estoy de acuerdo con la censura. No me parece que se le deben cancelar los conciertos a Calle 13 en Colombia. Lo que hay que pedirle es respeto.

    ResponderEliminar
  2. Para los que no les ha llegado la información... Cartá de René en respuesta a lo que han pedido en este país del sagrado corazón de no dejarlo volver a presentarse aqui

    19 de octubre, 2009

    San Juan, Puerto Rico.

    Carta abierta a la Cancillería de Colombia,

    Por medio de esta carta les dejo saber lo que siento desde lo mas profundo de mi corazón.

    Yo amo a Colombia por eso me preocupa la entrada de bases militares extranjeras al país. Como puertorriqueño yo he vivido esto en carne y hueso y no me gustaría que su país pasara por lo que pasa el mío.

    Según su comunicado, yo insulté a su presidente con el texto de mi camiseta.

    En esa camisa existe un juego de palabras, tiene una doble lectura. Uno lee lo que quiere. Por lo menos yo leo claramente. Uribe Para Bases Militares. Un mensaje directo y claro.

    El concepto de mis camisas fue creado por la misma gente a través de “Twitter”. La camisa de Colombia la hizo un colombiano, la de Venezuela un venezolano y así sucesivamente. Se hizo una de cada país.

    La idea de las camisas fue darle voz a los pueblos, a la gente que por lo general no tiene ni son escuchados. En lugar de vestir una corbata bonita opte por enviar un mensaje. Un mensaje no sacado de mi cerebro si no de alguien que respira el mismo aire que se respira en Colombia día a día. Mi lucha no es contra el presidente sino contra todo lo que promueva la guerra como lo son las bases militares. El texto de la camiseta recoge también un sentimiento de muchos de los jóvenes de su país, los cuales como cualquier ser humano con sentimientos, comparto totalmente.

    No puede ser que en este siglo todavía existan personas sin la habilidad para entender el derecho que tenemos los artistas de expresar lo que sentimos a todos los niveles. La censura no debe ser de parte del gobierno. El que no me quiere escuchar que simplemente no venga al concierto. Esa sería la manera más válida y legítima de censurarme. Con todo el respeto que se merece el señor Uribe, el presidente de Colombia no es Colombia. Colombia es mucho más que un presidente. Como dice Rubén Blades “la patria no la define los que suprimen a un pueblo”.

    Con estas palabras me despido no sin antes mandarle un beso a todos los lugares a los que he visitado en Colombia como lo son la Sierra Nevada en Santa Marta, Palenque, San Jacinto, Maicao, Cali, Medellín, Bogota, Valledupar, Cúcuta, Bucaramanga, Barraquilla, Cartagena y a todos los lugares que me faltan por recorrer.

    Rene Pérez Joglar

    ResponderEliminar